Limpieza, seguridad y despreocupación

No importa cuánto sude: librarse de las glándulas sudoríparas y odoríferas de la axila le permitirá olvidarse del estrés, el bochorno y la preocupación que causan las marcas de sudor en la ropa, así como de las manchas de antitranspirante.

  • Ahora que esos problemas forman parte del pasado, puede disfrutar de la sensación de limpieza, seguridad y despreocupación.
  • Da igual lo que se ponga, su ropa siempre estará limpia y no presentará manchas de sudor ni de antitranspirante.
  • Asuma con confianza los retos profesionales que antes evitaba por temor a su aspecto físico en situaciones de estrés.
  • No tenga reparos a la hora de aceptar la invitación a tomar algo de sus compañeros después de un largo día de trabajo, con la seguridad de que estará seco y olerá bien.
  • Pase por la cafetería después de entrenar, sabiendo que sus axilas no espantarán a las personas de la cola.
  • Llene su armario con blusas de seda y prendas de colores diferentes al negro.

  • Imagínese no tener que preocuparse por las marcas de sudor y la ropa estropeada por el desodorante.

  • Gran reducción de la sudoración axilar
  • Resultados inmediatos
  • Resultados duraderos
  • Baja médica mínima o innecesaria
  • Sin toxinas
  • Tratamiento atraumático
  • Tratamiento rápido en consulta
  • Autorizado por la FDA y con marcado CE