En realidad es muy sencillo. El sistema miraDry ® utiliza energía para destruir las glándulas sudoríparas y odoríferas de las axilas. Estas glándulas no vuelven a crecer una vez que se han destruido, por lo que el tratamiento es permanente.

A continuación se muestra lo que sucede bajo la piel.

Una vez que la axila esté anestesiada y lista para el tratamiento, el médico colocará la pieza de mano directamente sobre la piel y la alineará con la plantilla de tratamiento temporal aplicada en la axila.

Después activará la pieza de mano. Sentirá una ligera succión, ya que la piel y las glándulas se traen hacia la superficie para que el resultado sea óptimo.

Por último, se aplica energía miraWave TM para destruir las glándulas sudoríparas y odoríferas. Su piel se protege mediante la aplicación de frío durante todo el tratamiento.

Una vez que la axila esté anestesiada y lista para el tratamiento, el médico colocará la pieza de mano directamente sobre la piel y la alineará con la plantilla de tratamiento temporal aplicada en la axila.

Después activará la pieza de mano. Sentirá una ligera succión, ya que la piel y las glándulas se traen hacia la superficie para que el resultado sea óptimo.

Por último, se aplica energía miraWave TM para destruir las glándulas sudoríparas y odoríferas. Estas glándulas no vuelven a crecer una vez que se han destruido, por lo que el tratamiento es permanente.

Vídeo animado sobre miraDry